X-Photographers

Con este equipo puedes – Rafa Marrodán

Como ya sabéis, la novísima Fujifim X-T2 está ya a la venta en el mercado. He tenido y tengo el honor de estar entre los fotógrafos que, con nuestra experiencia personal, hemos aportado nuestras conclusiones profesionales en el desarrollo de la misma, trabajando con un equipo de pre producción. Desarrollo mi trabajo fundamentalmente en los circuitos del Campeonato del Mundo de motociclismo y del CEV, además de otros ámbitos, pero ha sido tal el interés demostrado por mis colegas; a los que agradezco sus consultas y a los que espero no defraudar con mis respuestas; que decidí dar el siguiente paso, ya que estaba pendiente algo fuera de los circuitos y que mejor que nuestro nuevo San Mamés para bautizarla.

La primera conclusión que obtenemos es evidente: No pesa. En una bolsa ligera podemos transportar todo lo necesario para realizar un excelente trabajo. Mis armas fueron la X-T2, una X-Pro2, una tele zoom 100-400 (duplicado 1,4 en ocasiones), un objetivo para grupos y jugadas cercanas; luminoso y muy versátil; como es el XF 16-55 y el extraordinario XF-50-140 capaz de entregar archivos de una calidad indudable que admite sin pérdidas apreciables de calidad el uso del duplicador 1.4, y todo en una bolsa.

 

De acuerdo que contamos con alguna desventaja frente a teleobjetivos más luminosos, más aún por el hecho de ser un partido nocturno, bajo una incesante y fina lluvia (era algo más que sirimiri), pero que en ningún momento impidió la correcta realización de mi trabajo. Uno de los problemas que podría suponerse a éste tipo de cámaras es la dificultad de lograr el foco correcto con semejante velo de agua ante los cristales de nuestras ópticas, más aún si tenemos en cuenta que, dada la luminosidad de nuestro tele zoom, necesitamos exigirle a nuestra X-T2 trabajar con niveles de ISO altos.

Lo cierto es que respondió a la perfección, permitiéndonos trabajar en parámetros cercanos a 1/500 de velocidad de disparo y f 6,5 con el mencionado tele zoom. Por supuesto que el resto de ópticas, más luminosas, permiten un trabajo “normal” sin ningún tipo de dificultad. Cuerpo y ópticas perfectamente estancos, poco voluminosos y pesados permiten su uso sin monopié, aunque no desaconsejo a los menos habituados a ello al uso de uno ligero. Se puede actuar con cualquiera de las modalidades de seguimiento y profundidad con resultados excelentes, incluso en Modo 1 (más general) su uso es plenamente satisfactorio. Una vez fijado el sujeto y con la inestimable ayuda de su velocidad de disparo en ráfaga (aún en modo “económico”) logramos no perder ni un segundo de la acción.

El campo de la creatividad está abierto a la osadía del fotógrafo. Yo trabajé, y lo hago de manera habitual, en modo RAW (RAF), aunque su uso correcto con archivos JPEG economiza tarjetas de memoria, gana en velocidad de disparo y no exige tanto tiempo de edición. Es cuestión de gustos. Falta por comprobar su resultado en un entorno menos hostil, pero eso ya llegará muy pronto. Entre pregunta, respuesta, revisión de imágenes, “déjamela” y comentarios de mis colegas pude realizar algunas fotografías que me permito mostraros con una conclusión: Si que se puede.

Rafa Marrodán
www.photocall3000.com

2 replies »

Deja un comentario